Imprimir

Introducción

El presente artículo tiene por objetivo dar a conocer de una forma sencilla la obediencia deportiva como un reglamento que se ajusta de manera perfecta a la vida del Border Collie, siendo fácil practicarlo en parques públicos y que además confiere un control extra sobre el perro que puede ser de mucha utilidad en algunas situaciones.

Adiestrar perros llevado al límite

Se puede decir que el reglamento de Obediencia FCI es el deporte que lleva al límite la afición de adiestrar perros. La mayoría de personas que ven por primera vez una prueba de obediencia quedan perplejos al ver la velocidad de ejecución y la precisión en cada uno de los ejercicios, obviamente los reyes de la disciplina son los Border Collies, pero siempre hay otras razas que se colocan por sorpresa entre los primeros.

Como habrá algunos que prefieran ver un ejemplo de prueba en lugar de leer todo el artículo, os dejo con la actuación de la actual Campeona del Mundo, la finlandesa Oili Huotari con su perra Tending Occult:

Ejercicio a ejercicio

La obediencia se diseñó para que todas las razas puedan competir en este reglamento, adaptándose la altura de los saltos a la altura a la cruz del perro. El reglamento especifica con claridad la voluntad y actitud del perro a la hora de ejecutar los ejercicios, por este motivo en algunos mundiales del pasado llegaron a sacar a ciertos perros de pista por no mostrar una actitud alegre en el ring. Esto deja entrever el espíritu que envuelve este reglamento donde la motivación del perro y su voluntad de agradar esta en los primeros párrafos del documento de la FCI: “Es importante que el perro esté feliz y con voluntad de obedecer los comandos.”

Sin entrar en todos los detalles que se piden en cada uno de los ejercicios (es aquí donde radica la dificultad del reglamento, en cada detalle) vamos a describir cada uno de los ejercicios que se ejecutan en el grado internacional (Grado 3).

Quieto en sentado y tumbado

Los dos primeros ejercicios se realizan en grupo, con varios perros en pista al mismo tiempo. El primero es dejar al perro quieto en sentado para salir de la pista y esperar dos minutos escondidos de la vista de los perros, el quieto debe ser perfecto, no debe mover las almohadillas delanteras cuando los guías abandonan la pista por un lateral. Al volver se colocan a unos 10 metros de los perros y tumban a los perros (están en sentado), esperan un minuto más y al finalizar ese tiempo llaman uno a uno a cada perro, el resto de perros deben permanecer quietos mientras cada perro realiza esa llamada en corto (10 metros) que acaba con el perro sentado en la pierna izquierda de su guía.

Junto

El junto del reglamento de obediencia se diferencia bastante de otros reglamentos ya que la variedad de movimientos que realizan en la pista el perro y su guía son diferentes en cada competición. Incluyen: diferentes velocidades, caminar hacia atrás, pasos atrás con giros a izquierda y derecha, paradas a paso rápido, etc.

 

Ilustración 1. Javi y Summer realizando un junto-

De pie, sentado y tumbado bajo la marcha

En este ejercicio el perro camina en junto y realizando un recorrido en forma de Z (más o menos), el guía solicita las tres posiciones (de pie, sentado, tumbado). El orden de las posiciones es variable, no hay forma de saber antes de la prueba que posición es la primera, la segunda o la tercera.

Llamada con parada de pie y tumbado

Uno de los ejercicios más espectaculares del reglamento, comienza como una llamada normal, pero tras el primer tercio de distancia recorrida se pide al perro una parada en “de pie”, a la máxima velocidad e intentando que recorra la menor distancia posible desde el comando de parada. Se vuelve a llamar y cuando lleva 2/3 de distancia se pide un tumbado, de nuevo se busca la mayor velocidad de reacción en el perro.

Enviar direccionando, tumbado y llamada (Box)

Otro ejercicio de máxima espectacularidad. Comienza con un envío hacia delante a un círculo de 2 metros de diámetro, no existen referencias visuales, el perro debe correr lo más recto posible. Una vez llegado al círculo se ordena una parada de pie, y a la orden del comisario se envía al perro a un cuadrado de 3x3 metros delimitado por 4 conos en el suelo a 25 metros del centro del círculo aproximadamente. Al llegar al cuadrado, se para y se tumba al perro para después realizar una llamada. Desde luego que es un ejercicio nada simple y espectacular siempre.

Cobro con direcciones

Este ejercicio comienza con un envío a un punto colocado a 10 metros del guía, tras llegar a ese punto se pide una parada en de pie. Una vez realizada, el perro deberá cobrar uno de los apport colocados en los extremos (izquierdo o derecho) pero nunca el apport central. El lado a cobrar se sortea el día de la prueba.

Envío alrededor de un cono, posiciones, cobro y salto

Este ejercicio, es el más novedoso incorporado al reglamento, se trata de un ejercicio con muchas partes bien diferenciadas. Para hacer más llevadero este artículo os dejo con una ejecución del Border Collie Welshriverdee That's My Boy y Daniel Diaz:

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/qvU701BIRao" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Discriminación olfativa y cobro

En este ejercicio el perro debe olisquear unos tacos de madera entre los cuales se encuentra uno que el guía ha tocado. Usando su olfato el perro encontrará el taco con el olor del guía y lo cobrará para colocarse en la posición base (junto a la pierna izquierda del guía).

Control a distancia

En este ejercicio el perro deberá cambiar de posición seis veces (de pie, sentado, tumbado) de acuerdo con las órdenes del guía y permanecer en el mismo lugar, moviéndose lo menos posible. Se pueden ver dos tipos de perros, los entrenados para fijar las patas delanteras y los que se han entrenado para fijar las patas traseras. Lo más importante es tener en cuenta que cualquier desplazamiento hacia delante o hacia atrás será penalizado, se debe cambiar de posición ¡en el mismo sitio!

Conclusión

Si tienes un Collie y estás pensando en practicar alguna disciplina que no requiera de grandes infraestructuras pero si de mucha dedicación y entrenamiento diario, esta es tu disciplina. En la obediencia deportiva se puede encontrar ese momento de relajación para practicar algo que te gusta junto a tu perro.

Javier Martínez Torres -  Director Técnico en Solo Es Un PERRO

Socio del Collie Club de España

 

 

 

Categoría: Deporte/Trabajo
Visto: 2260